Web
Analytics

Medias de compresión para varices

Ahora que andas en búsqueda de información sobre las varices seguramente has escuchado hablar sobre las medias de compresión para varices. Estas pueden ser el tratamiento o el complemento que te permita recuperar la salud de tus venas.

Pero, ¿has conocido lo suficiente de ellas? Si aún crees que te faltan cosas por saber, tienes que leer toda la información que en esta oportunidad tenemos para ti. Las medias de compresión pueden serte de gran beneficio si las usas correctamente.

Medias de compresión para varices

Medias de compresión para varices

Y es que en cuanto las varices, si no se lucha por corregirlas a tiempo pueden crecer demasiado y al mismo tiempo irte causando muchas molestias. Los dolores o sensaciones de piernas pesadas alcanzan a ser bastante incómodos cuando tienes una vida cotidiana a la que hacerle frente.

Por lo tanto, encontrar las medias de compresión para varices que vayan de acuerdo con tus necesidades y gustos será una tarea muy importante para recuperar la salud de tus piernas. De ellas depende que puedas andar sin molestias ni cansancios exagerados.

Ya basta de que las varices te hagan la vida más triste o insegura. Cuando conozcas todo el bienestar que dichas medias pueden ofrecerte verás que la solución a esas feas varices está por llegar a tu vida.

Que son las medias de compresión para varices

A simple vista estas medias pueden parecer comunes y corrientes. Pero, esa consideración está muy alejada de la realidad. A diferencia de las medias convencionales, estas tienen una estructura específica para actuar en diferentes zonas de tus piernas.

El mismo nombre sugiere que están diseñadas para hacer presión. El objetivo de esto es que los fluidos sanguíneos no se queden vagando por tus extremidades inferiores, sino que se regresen al corazón de manera eficaz.

Dichas medias sujetan la piel para que las venas no tengan libertad de expandirse para acumular sangre. Al hacer esto, obliga a los conductos sanguíneos a emplear las válvulas venosas de manera correcta, para que la sangre no se baje por gravedad.

Al buscar medias de compresión para varices notarás que no es muy pequeña la gama a escoger. La razón es que no todas las personas desarrollan varices en la misma área de las piernas y no todas se sienten cómodas al emplear algún modelo u otro.

Además, la evolución de las varices influirá en mayor proporción en la escogencia de las medias de compresión adecuadas. El proceso para dar con las correctas puede ser un poco molesto, pero una vez que consigas las tuyas vas a disfrutar mucho sus beneficios.

  • Medias de compresión según la ubicación de las varices

Ciertamente lo más importante de las medias de compresión es la presión que haga sobre las varices. Pero, es igual de importante emplear aquellas que cubran bien el área de la piel donde las varices se encuentran.

De tal modo que, no todos los modelos tendrán el mismo beneficio para todos los pacientes. Cada cual tiene una condición particular. Y para seleccionar unas buenas medias de compresión se necesita determinar la parte de las piernas que están siendo afectadas por las varices.

Las varices tienden a desarrollarse en lugares diferentes. Los pies, la parte superior de las pantorrillas, los muslos y la zona genital son las áreas del cuerpo donde más suelen atrofiarse los conductos venosos. Para cada una de estas zonas hay un tipo de medias de compresión indicadas.

Como verás, los modelos de estas medias no son elaborados por simples razones estéticas. Su forma y también el grosor de la tela con que son realizados tienen una finalidad y junto con tu especialista podrás saber cuáles te conviene más.

En base a eso, tienes a tu disposición las medias hasta los tobillos, hasta las pantorrillas, hasta los muslos y hasta la cintura. Te aconsejamos que no solo busques comodidad sino también utilidad.

  • Medias de compresión según la evolución de las varices

Algo que será vital en la utilidad de las medias de compresión será la dureza que puedan poseer en su tela. Esto es porque algunos tipos de varices requieren de mayor o menor compresión según la condición del paciente con respecto a ellas.

Este motivo hace posible que exista una clasificación de la evolución de las varices que destaca las de intensidad mínima, mediana y fuerte.

De intensidad mínima

Las de intensidad mínima requieren de medias con apenas un suave agarre, son bastante ligeras en cuanto a la presión que hacen sobre la pierna.

Estas medias te las recomendamos si tus varices aún no se notan tanto, pero aun así te hacen doler las piernas o los pies. Si observas pequeñas redes rojizas en tus piernas necesitarás medias de compresión de intensidad mínima para impedir que las varices crezcan más.

De intensidad mediana

Para emplear este tipo de medias de compresión, las varices tienen que haberse comenzado a notar con más precisión. Tus venas estarán más abultadas y se verán como pequeños cables percibidos al tocar con detenimiento la zona afectada.

De intensidad fuerte

Solo quien esté sufriendo de varices muy grandes que sobresalen de la piel como cuerdas torcidas o anudadas, son los pacientes indicados para usar este tipo de medias. Estas no suelen ser fáciles de adquirir puesto que es tu doctor quien te las recetará con medidas estrictas.

Por qué usar medias de compresión para varices

El empleo de medias de compresión se recomienda cuando ya en cansancio en las extremidades inferiores y el dolor se hacen muy recurrentes. Dichas medias ayudan a que las venas varices no se dilaten demasiado. Su uso permite que lleves una vida diaria normal y mejoran la circulación.

Las piernas son las zonas del cuerpo más propensas a desarrollar varices porque en ellas tiene que reposar el peso del resto del cuerpo cuando se está de pie. Y cuando pasas mucho tiempo sentada se limita la circulación sanguínea que debe retornar al órgano mayor, es decir el corazón.

Usar las medias de compresión para varices permitirá que tus venas se mantengan en su lugar y que se obligue a la sangre a seguir su curso. De ese modo podrás mantener las buenas condiciones de tus extremidades y además recuperarás el buen aspecto de tu piel.

Al utilizar las medias de compresión junto con la adaptación de nuevas costumbres como caminar con más frecuencia o consumir la cantidad de líquidos suficientes, conseguirás un buen método para disminuir la inflamación de las venas.

De modo te convencerás que las medias de compresión para varices son una excelente alternativa o complemento para que tu función circulatoria se vea optimizada y totalmente recuperada.

  • Las medias de compresión para varices como único tratamiento

Parece un cuestionamiento sin sentido pero muchas personas, incluso tú, debes estarte preguntando lo mismo en este momento. Y si deseas una respuesta es sí. Aunque según la necesidad, es posible que se ameriten otros recursos.

De hecho, si hay algo más que pueda ayudarte con tus varices son los tratamientos complementarios junto con las medias de compresión. Lo cierto es que las varices son una respuesta del cuerpo a ciertos hábitos o costumbres que has tenido en la vida diaria.

La mayoría de las personas sufre de varices por vivir en el sedentarismo, las malas costumbres alimenticias, la edad, la herencia genética, el sobrepeso, un debilitamiento venoso. En muchos casos, dos o más de estos factores se confabulan para ocasionar las varices.

Y en todos los casos pueden ser muy efectivas las medias de compresión. Sin embargo, utilizarlas sin cambiar lo que te ha llevado a padecerlas no va a ofrecerte muchos beneficios que digamos. Es decir que, mientras tengas las medias podrás sentirte muy bien, pero al quitarlas todo será igual.

Este planteamiento debe ser más que suficiente para que todas las personas que padezcan de varices y que quieran usar medias de compresión, tengan en cuenta que, no vale la pena usarlas de manera aislada. Tiene que darse un cambio en la cotidianidad para apreciar mejores resultados.

  • Comodidad de las medias de compresión para varices

Hace mucho tiempo podía decirse que las medias de compresión eran tan tortuosas como las propias varices. Primeramente este concepto ha sido un poco exagerado, pero viviendo a la actualidad, las medias de compresión para varices son mucho más cómodas de lo que crees.

Las telas con las que ahora son creadas son muy suaves y permiten colocártelas sin ningún problema. Se ajustan bien a las piernas y no pierden la firmeza con el tiempo. Estas pueden ser llevadas bajo la ropa sin que puedan maltratarte o incomodarte.

Un dato muy importante para que no sientas incomodidad con las medias de compresión para varices es que debes colocártelas al levantarte de la cama por las mañanas. Aunque el tiempo de postura tendrá que ser indicado por el doctor.

El momento para colocar las medias es muy significativo en la comodidad de ellas. Si te las pones cuando has caminado y tus pies o piernas se han inflamado sentirás incomodidad inmediata. No porque no sean las medias correctas sino que las colocaste en el momento equivocado.

Asimismo, es necesario que cuando el médico esté haciendo las pruebas para seleccionar las medias correctas para ti, le hagas saber todas tus incomodidades y entre los dos puedan seleccionar las más cómodas y necesarias.

Hoy en día no solo puedes encontrar comodidad en las medias de compresión en cuanto al tamaño o ajuste, sino que además las puedes conseguir en una diversidad de colores que serán de mucha ayuda cuando quieras vestir ciertas prendas.

Consejos para usar las medias de compresión para varices

El uso de las medias de compresión va a darte los mejores resultados si las usas adecuadamente. La colocación es muy importante. Para que no cometas errores en su colocación asegúrate de cumplir con los siguientes planteamientos:

  • Póntelas por las mañanas, justo luego de levantarte. Sobre todo si trabajas todo el día.
  • Comienza lentamente y estirándolas desde los dedos de los pies hasta terminar de colocar las medias, ya sea hasta los tobillos, las pantorrillas, los muslos o las pantys. Sin dejar pliegues.
  • No compres una talla más grande de la que te han recomendado. Aunque te presionen un poco debes soportarlas. Esa es su función.
  • Igual de importante es que uses las medias de compresión justas a la zona donde están las venas inflamadas. No tiene sentido usar unas que queden por debajo o por encima de las varices.

Además, es correspondiente que no te desesperes en cuanto al tiempo de uso. No es necesario llevarlas día y noche. Tampoco es preciso emplear las más duras por pensar que así te beneficiarás más.

Donde comprar medias de compresión para varices

Adquirir las medias de compresión para varices puede ser un poco complicado. No porque en el mercado no puedas conseguir suficientes modelos, sino porque tu condición puede dificultar la selección entre tanta variedad.

Las medias de compresión de mínima intensidad puedes adquirirla en casi cualquier tienda de lencería femenina. Las de mediana y fuerte intensidad serán más fáciles de encontrar en tiendas que expendan insumos médicos.

Sin embargo, para las de mayor intensidad será obligatorio acudir a un experto. Posiblemente tengan que evaluar a fondo tus condiciones para determinar si realmente las necesitas. Y junto con ellas crearte un plan de uso que pueda traerte beneficios en el menor tiempo posible.

Y en caso de requerir las medias de compresión de fuerte intensidad, estas pudieran ser elaboradas exclusivamente para ti según las medidas o criterios médicos que tu doctor considere prudentes. De ese modo no perderás tiempo probando medias sin una guía real de tu necesidad.

Por más sencillas que se vean tus varices te aconsejamos que antes de comprar cualquier tipo de medias de compresión, te dispongas a recibir una valoración médica. Las medias de compresión suelen ser muy efectivas en el tratado de las varices, al probar las indicadas lo certificarás.

Las medias de compresión para varices pueden devolverte el bienestar y el autoestima que has perdido a causa de esas incomodad inflamaciones en las venas.