Web
Analytics

Varices en miembros inferiores

Las varices son daños vasculares que afectan diversas zonas del cuerpo. Cuando se vive de manera muy agitada o se tiene cierta edad estos daños vasculares perjudican en mayor proporción a los miembros inferiores. También los malos hábitos alimenticios fomentan su aparición.

Pantorrillas, muslos, tobillos y pies se ven comprometidos y reducen la capacidad de la persona para realizar ciertas actividades. Al soportar más peso y lidiar con la presión de andar a diario se amplía rápidamente el alcance del daño recibido por las varices.

Varices en miembros inferiores

Varices en miembros inferiores

Pero esta afección puede ser controlada y los riesgos a complicaciones pueden ser evitados. Siempre y cuando que se tenga toda la información correcta sobre esas tortuosas varices que están deteriorando tus miembros inferiores.

Cuando las varices perjudican las venas de estas áreas puede haber ciertas molestias que no desaparecen hasta que recibes un buen descanso y un pequeño remedio desinflamante. Lo bueno es que muchos productos naturales y algunos fármacos simples pueden ayudarte a lidiar con ellas.

Descubre ahora los datos más importantes sobre las varices en los miembros inferiores. Comenzando por saber su clasificación hasta llegar a conocer cómo puedes bajar la intensidad de las molestias.

Varices en miembros inferiores

En el día a día las personas solo se preocupan en cumplir con una buena faena laboral, llevar a los hijos a tiempo a clases, ser el mejor en el levantamiento de pesas o en resumidas cuentas, ser exitoso. Olvidan que tienen un cuerpo al que también deben prestar atención.

Es por eso que las varices son un problema de salud latente pero descuidada. Con el tiempo que no deja de transcurrir, las venas van acumulando cansancio hasta que colapsan. Pierden la fuerza de mover la sangre y se inflaman cada vez más.

En los miembros inferiores se forman las varices con más facilidad porque estos son extremidades con trabajos más fuertes de los que pudieran hacer los brazos. Al menos su labor es más exigente y necesaria para que las personas puedan trasladar de un lado a otro el peso de todo su cuerpo.

Al no tener tiempo para relajarse y subir las piernas de vez en cuando, estas comienzan a adormecerse y a hincharse. Cuando menos lo esperes ya tendrás varices totalmente desarrolladas y marcadas. Pero, no todas son iguales, y algunas son más fáciles de tratar que otras.

  • Tipos de varices en miembros inferiores

Los problemas vasculares no solo afectan los miembros inferiores. Una variz puede desarrollarse también en el esófago, el ano y/o los testículos. Por parte de las que salen en las extremidades se tiene una clasificación particular.

Estas se clasifican según las venas que sean afectadas y por tanto, el tamaño que hayan adquirido. Si se realiza un eco doopler será posible saber el tipo de variz aun cuando no se pueda percibir en la superficie de la piel.

Los tipos de varices que afectan los miembros inferiores son las telangiectasias, reticulares, troncares. Pueden conocerse de otros modos pero esta es la denominación más popular. Cada tipo de variz posee unas características particulares que pueden ser confirmadas con el médico.

Las telangiectasias y las reticulares son varices superficiales de venas pequeñas y medianas respectivamente. Las varices troncares son aquellas más grandes, que se encuentran muy retorcidas y abarcan un área más grande de los miembros inferiores.

Estas últimas pueden acarrear riesgos de estrangulamiento vascular y reducción de la cantidad de sangre que debe pasar al corazón. Cuando estas están presentes significa que ya se lleva buen tiempo padeciendo de ciertas molestias.

  • Cuáles son sus síntomas de varices en miembros inferiores

Que las varices se vean pequeñas desde afuera no quiere decir siempre que sean silenciosas. Algunas varices ni siquiera se ven pero sí que producen síntomas muy incómodos. Es aquí cuando la normalidad de la vida cotidiana se comienza a empañar y tu tranquilidad ya no existe.

Lo más frecuente es sentir adormecimiento de las piernas al estar sentados. Los trabajos de promotores parecen más pesados, haciendo que tus miembros inferiores se cansen, hinchen y hormigueen. A quienes tienen que pasar todo el día sentados también le afectan estos síntomas.

Junto con estos malestares no queda por sentada la hinchazón que va aumentando desde la parte más baja hasta la más alta de las piernas. Con ella es posible sentir un dolor que varía en intensidad al tocar algunas áreas o aumenta al colocarte zapatos muy ajustados o altos.

Cuando las actividades que empeoran los síntomas son realizadas por demasiado tiempo seguido es un poco difícil quitar las molestias de manera permanente. Pero no es imposible, así que si estás pasando por un problema de varices no creas que no haya posibilidades de alivio para ti.

Para todos los tipos de varices en los miembros inferiores hay una forma de reducir las molestias sentidas.

  • Como minimizar las molestias de varices en miembros inferiores

Tratar las varices para minimizarlas es posible. Toda persona con varices tiene la posibilidad de conseguir algún tratamiento que le brinde beneficios. No se requieren de costosos tratamientos si no tienes la capacidad o la disponibilidad para hacer semejantes gastos.

Si sientes demasiada presión en los pies o piernas puedes usar alguna loción refrescante o sábila para hacer unos masajes ascendentes. Tal cual como su estuvieras moviendo la sangre de la punta de los pies a la parte alta de la pierna. Arrastrando las manos suavemente por toda la superficie.

Este mismo masaje puede ser empleado sin loción pero con las piernas elevadas. Debes recostarte en la cama y colocar las piernas en la pared. Allí con tus manos sujeta todo el diámetro de las piernas y has el movimiento indicado. Unos 15 minutos cada 3 o 4 horas aliviará las molestias.

Si no tienes tiempo para realizar esto puedes tomar algún analgésico a media tarde para que la inflamación y el dolor se reduzcan mientras llegas a casa para hacer los masajes.

Aunque no tengas tiempo para tomarte un respiro, aprovecha 5 minutos de vez en cuando para quitarte los zapatos, mover los pies y dejar que reciban un poco de aire. Las varices en los miembros inferiores no tienen por qué ser tu calvario.