Web
Analytics

Porque salen varices en las piernas – ¿Conoces las Causas de las Apariciones?

Los problemas de varices afectan a muchas personas en el mundo. Esto puede hacer que pienses que es parte esencial del ser humano sufrir de ellas en algún momento de la vida. Sin embargo, son las condiciones y estilos de vida los que coinciden para hacer que alguien sufra de varices.

Esta no es una enfermedad aislada o repentina que sorprende a las personas en una mañana cualquiera. Se trata de un problema o varios problemas juntos que ocasionan la inflamación de las venas ubicadas específicamente en las piernas.

Porque salen varices en las piernas

Porque salen varices en las piernas

Haciendo que la persona afectada se sienta agotada físicamente y de momento comience a sentir pesadez y calambres muy recurrentes en sus piernas. La parte interna de los muslos y detrás de las rodillas son los lugares más afectados por las varices. Es ahí donde se percibe más presión o dolor.

No podemos dejar pasar que las varices hacen que tus piernas se vean poco atractivas. Problema que incomoda a muchas personas que no quieren dar a conocer su condición con respecto a su circulación sanguínea.

Si te identificas con estos planteamientos y quieres saber porque salen las varices, tienes que leer hasta el final este artículo.

Causas porque salen varices en las piernas

Las varices salen por la inactividad o defectuosidad de las válvulas internas de las venas. Estas son la muestra de que tu cuerpo está sufriendo alguna disfunción de dichas válvulas, iniciada por la coagulación descontrolada de la sangre venosa.

Toda vena varicosa que se desarrolla en el cuerpo humano tiene una causa o razón para estar allí. Incluso, es necesario detectar la causa para poder recurrir a un tratamiento oportuno y correcto. De eso dependerá la eficacia de cualquier procedimiento aplicado y la prontitud del resultado.

En detalle las varices pueden salir por varios motivos. Pero en esta oportunidad te daremos a conocer los 4 más significativos. Para que identifiques la causa de tus varices y puedas comunicar al doctor cada detalle de tu historial médico, de modo que puedan tratarlas adecuadamente.

  • Varices hereditarias

Los genes que forman a los seres humanos son la combinación previa de sus familiares, recibida a través de los padres en la concepción. De manera hereditaria no solo se adquieren rasgos físicos o de personalidad. También se heredan los riesgos de padecer ciertas condiciones de salud.

De tus padres, abuelas y tías cercanas puedes heredar también la inclinación a sufrir de varices. De hecho, muchos de los casos estudiados hasta ahora dan la coincidencia de que las pacientes tienen antecedentes de familiares con las mismas condiciones vasculares.

Cabe destacar que porque en tu familia ha habido personas con varices, no significará que tú también vas a padecerlas por obligación hereditaria. Aunque esta causa si va a aumentar tus posibilidades siempre que otros factores de tu vida diaria estén llevando a ello.

En todo caso, será buena idea que un médico evalúe la condición de tus piernas siempre que hayas tenido algún familiar cercano con varices. Esto en muchas ocasiones permite el tratado oportuno de las famosas redecillas vasculares y otros tipos de varices.

Al tener varices heredadas es más difícil tratarlas de manera natural, por lo que será mejor que recibas una guía especializada.

  • Uso de píldoras anticonceptivas

Las mujeres son las más propensas a sufrir de varices y eso en muchos casos se debe al consumo de píldoras anticonceptivas sin prescripción médica. Sin saber cuáles son los componentes de las píldoras y si tienes alguna reacción a ellos es posible que desencadenen varices.

Los anticonceptivos que vienen en píldoras y cualquier otro que desees usar debe estar indicado por un ginecólogo. Para que puedas recibir la recomendación más acertada con respecto a tus condiciones generales de salud.

Estos medicamentos tienen una composición que incentiva la coagulación de la sangre. Es lo que se necesita para desvanecer los óvulos y provocar la menstruación. Pero, esto actúa dentro de tus venas para producir la coagulación de su sangre y la atrofia de sus paredes.

Más que todo se llega a sufrir de varices usando anticonceptivos cuando se lleva demasiado tiempo tomándolos. Y en la actualidad las mujeres toman muchísimos de estos fármacos porque evitan embarazos indeseados y al mismo tiempo son de mejor y más rápido acceso.

  • Vida inactiva

Las atrofias venosas se perciben por varias razones unidas como ya te hemos comentado más arriba. Pero uno de los hábitos que más perjudica a una persona con riesgo de sufrir varices es la vida inactiva. Ser sedentarios es mortal para el óptimo funcionamiento de tus venas.

La inapetencia por salir a caminar o realizar algún deporte sencillo puede perjudicar mucho las condiciones de tus piernas. Tener las piernas elevadas puede ayudarte con las varices, sí, pero eso es solo cuando has tenido mucha actividad en el día o has pasado mucho tiempo de pie.

Si acostumbras a estar todo el día y todos los días sin hacer nada más que estar en casa, en un sillón viendo televisión o metida en una computadora día y noche. Estas dañando la funcionalidad de tus venas.

Estos hábitos hacen que tus venas se duerman y por tanto los calambres y las varices se hacen más notorios. Por supuesto que tener una vida sedentaria hace que la circulación sanguínea se mantenga lenta. El sedentarismo hace que tarde en moverse la sangre al corazón.

  • Mala alimentación

Comer des-proporcionadamente los alimentos menos saludables para el organismo es una causa probable para desarrollar varices en las piernas. Sobre todo comer demasiados alimentos grasos es muy perjudicial para la circulación sanguínea.

Los aceites refinados hacer que la sangre acumule grasa. Esta grasa lleva a que la fluidez sanguínea se torne muy lenta. De por sí a la sangre que baja a las piernas se le hace un poco fuerte tener que subir por las venas para recibir el oxígeno que ya se le ha extraído.

Y la mala alimentación junto con las causas anteriores, aumenta los riesgos de desarrollar este tipo de insuficiencias vasculares en las piernas.