Web
Analytics

Varices y arañas vasculares – ¡Observa Como Puedes Saber si Tienes Estas Rayas en Tu Cuerpo!

Las varices y arañas vasculares son dilataciones anormales que afectan a las venas. Esta afección se caracteriza por ser más que una enfermedad, por su apariencia. En su mayoría estas afecciones suelen aparecer en las piernas y extremidades inferiores.

A esta enfermedad no se le da gran importancia clínica a no ser que lleguen a un nivel donde comiencen a generar complicaciones. Entre algunas de ellas están las trombosis venosas, las ulceras venosas, entre otras. Pero en realidad no es una enfermedad peligrosa.

Varices y arañas vasculares

Varices y arañas vasculares

Aunque estos dos conceptos se traten sobre la misma enfermedad se diferencian por el aspecto que adquiere cada una de las venas dilatadas. Existen muchos factores que favorecen la aparición de estas varices y arañas vasculares.

Esta enfermedad es más común de lo que parece, pues hoy en día hasta las personas más famosas las sufren. También por cuestiones de sobre esfuerzo físico, problemas circulatorios, o cambios hormonales esta enfermedad se presenta más en mujeres que en hombres.

También las varices y arañas vasculares pueden ser causadas por sobrepeso, o tal vez quizás por degeneración genética. Lo que por ende convierte esta enfermedad en cuestiones hereditarias. Clínicamente se le da el nombre de insuficiencia venosa.

Varices y arañas vasculares

Las varices y arañas vasculares son afecciones que se diferencian por los aspectos que poseen cada una de ellas. Aunque las dos afecten al mismo sistema, unas suelen ser de menos importancia clínica que las otras.

  • Las varices

Se caracterizan por ser venas agrandadas en todas sus dimensiones. Son muy marcadas en la piel. Las varices pueden ser palpadas por encima de la piel como un tubo inflado que se torna a un color púrpura, rojo o tal vez solo el mismo color de la piel.

También son reconocidas por aparecer en los muslos, las pantorrillas o en la parte interna de la piel. En algunos casos esta afección puede ser notada durante el embarazo, por causa del cambio de hormonas que generan dificulta con el retorno venoso.

  • Las arañas varicosas

En cuanto a las arañas varicosas, son muy parecidas a las varices pero su característica es que son mucho más pequeñas. Y además están más cerca de la piel que las varices. Y aunque su color es rojo suelen ser muy delgadas.

Su apariencia es la de una rama de un árbol, o quizás como pequeñas telarañas por sus pequeñas líneas y formas irregulares. A esto se les debe su nombre popular. Pueden aparecer en cualquier parte del organismo, desde las piernas hasta la cara.

Cuál es la causa de las varices y arañas vasculares

Esta afección se basa por el deterioro de las válvulas y debilidad en  las venas. El corazón necesita que la sangre que es bombeada para recorrer todo el organismo, vuelva nuevamente a él. Por este problema se queda estancada la circulación sanguínea en las venas afectadas.

La dificulta se presenta mayormente en las piernas debido a que el fluido sanguíneo tiene que luchar con la fuerza de gravedad para llegar hasta el corazón. Siendo esta la parte más afectada por las varices y las arañas vasculares.

Para que estas insuficiencias venosas ocurran debe haber factores más internos. Las venas son cada vez más vulnerables cuando se inicia el deterioro.

Las arañas vasculares y las varices son consecuencias de pequeñas dilataciones y debilitaciones que se van empeorando con el tiempo. Por este motivo deben ser atendidas antes de que presenten complicaciones.

Aunque aún no se sabe a ciencia cierta por qué surge esta enfermedad, muchos estudios afirman que la combinación de múltiples factores es pieza clave para que esto suceda.

Lo principal es el incremento de la edad, debido a que con el paso del tiempo las venas envejecen también. Se produce dificulta progresiva y crónica en el proceso circulatorio. Los antecedentes médicos también son un factor importante, más si el paciente padece de insuficiencia cardíaca.

Otros factores son los cambios hormonales, el embarazo, la falta de movimiento, el sobrepeso u obesidad y tal vez la exposición exagerada al sol.

Como saber si tiene varices o arañas vasculares

Cuando las venas empiezan a dañarse,  estas venas afectadas no suelen ser notorias. Solo se conoce su aparición por la presencia de algunos síntomas tales como:

  • Hinchazón.
  • Oscurecimiento de la piel.
  • Sensación de inquietud en las piernas.
  • Dolor intenso que empeora por estar mucho tiempo sentada o de pie.

Estos son los síntomas claves para diagnosticar la presencia de las varices o arañas vasculares. Ya que rara vez esta enfermedad suele ser un  problema grave, pues no pone en riesgo la vida del paciente.

4 Complicaciones de las varices y arañas vasculares

Existen muchos casos donde los pacientes pueden padecer esta enfermedad por todo lo largo de su vida sin generar ningún inconveniente con ella. Sin embargo, debido a que no todos los organismos responden igual, algunos pacientes padecen complicaciones.

  • Las hemorragias

Como la piel se debilita y se vuelve más delgada por encima de las varices o arañas vasculares es más fácil que se lesionen. Y cuando esto ocurre puede que los vasos venosos pierdan gran cantidad de sangre. Las hemorragias más comunes son internas.

  • Trombosis venosa profunda

Es un coágulo sanguíneo que se forma en una vena más profunda. Lo que hace que se genere una obstrucción sanguínea. Si este coágulo llegase hasta los pulmones podría ser fatal para el paciente. Por eso debe ser atendido a tiempo.

  • Tromboflebitis superficial

Se trata también de un coagulo sanguíneo pero este se forma por debajo de la piel. Principalmente genera malestar como dolor, hinchazón de toda la zona afectada, enrojecimiento y picazón.

  • Las ulceras o llagas

Por causa del débil proceso de retroceso de sangre, las ulceras pueden aparecer. En muchos casos son muy difíciles de curar y generan gran dolor.

Esto sucede porque las llagas o ulceras no se pueden curar hasta que el fluido sanguíneo continúe con su retorno, es decir, las venas tienen que sanar para que estas también lo hagan.